in

El aficionado que atacó el autobús de Boca solo cumplirá 180 días de trabajos comunitarios

La Justicia lo había condenado a dos años y cuatro meses de cárcel

El argentino Matías Firpo, de 31 años, es el único detenido por el ataque al autobús de Boca Juniors del pasado 24 de noviembre que obligó a suspender y terminó por desplazar a Madrid la final de la Copa Libertadores entre Boca y River. Casi dos semanas después de los altercados, Firpo fue condenado hoy a dos años y cuatro meses de prisión en un juicio abreviado. Por ser un delito excarcelable y no tener antecedentes, el condenado quedó en libertad con la obligación de cumplir con 180 días de trabajo comunitario y asistir a un curso de convivencia.

Firpo, socio de River Plate, no podrá acercarse al estadio del club, el Monumental, ni asistir a eventos futbolísticos masivos durante el tiempo de la condena. Tampoco “podrá ausentarse del país sin autorización del juez y deberá presentarse el día 13 de diciembre a notificarse de la sentencia del juicio abreviado”, según informó el Ministerio Público Fiscal en un comunicado.

El abogado de Firpo, Ricardo Vallejos, aseguró que su cliente no es violento y lo desvinculó de la barra (ultras) del club millonario. “Dijo que vio que tiraban (piedras) y se enganchó”, declaró Vallejos al canal televisivo C5N. La policía lo detuvo el martes en su casa en La Matanza, en la periferia sur de Buenos Aires, al identificarlo en las imágenes de la agresión a la plantilla de Boca en las inmediaciones del Monumental.

El pasado día 24, el autobús con los jugadores xeneizes atravesó una calle llena de hinchas de River y algunos de ellos comenzaron a arrojar piedras contra el vehículo. La Policía usó gas lacrimógeno para reprimir a los agresores, pero este se coló por los cristales rotos del autobús y empeoró las consecuencias del ataque. Varios de los jugadores de Boca, entre ellos su capitán, Pablo Pérez, tuvieron que recibir atención médica por heridas provocadas por los piedrazos.

A pesar de la viralización de las imágenes y la fuerte condena social que tuvo el ataque, hasta el momento la Policía sólo ha detenido a Firpo. El presidente argentino acusó a las barras bravas de River de orquestrar la agresión, pero hasta el momento no se ha confirmado esa hipótesis.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

D’Onofrio: “Lo sucedido en el Superclásico debería ser el 11-S argentino”

Se juega como se vive