in

La vacuna contra la meningitis B divide a la sanidad pública

El Ministerio y la mayoría de autonomías deciden no financiarla por la baja incidencia de la enfermedad. Registra unas 300 infecciones al año, de las cuales el 10% resultan mortales y otro 20% produce graves secuelas físicas

La vacuna contra la meningitis B divide a la sanidad pública española. Comunidades autónomas como Canarias y Castilla y León ya han decidido financiarla con dinero público, mientras que Andalucía pretende «incorporarla, a ser posible, para el año 2020 o 2021», según ha anunciado el consejero de Salud y Familias de la Junta, Jesús Aguirre. No obstante, tanto otras regiones como el Ministerio de Sanidad han dejado fuera de la financiación pública esta vacuna, que para particulares puede suponer un gasto de alrededor de 400 euros y se aplica mediante tres dosis en los primeros doce meses de vida de los recién nacidos.

La Comisión de Salud Pública, en la que se dan cita Ministerio y departamentos de sanidad de las diferentes comunidades autónomas, dio el pasado jueves luz verde a la generalización de la vacuna tetravalente que protege a los adolescentes de 12 años de lo tipos A, C, W e Y. Pero dejó fuera a la B, que tiene en los bebés una de sus principales dianas.

Según justifica el Ministerio, la posición contraria a la vacunación generalizada contra la meningitis B se ha adoptado «teniendo en cuenta la situación epidemiológica actual, junto con la información disponible sobre la vacuna, que muestra una corta duración de la protección tras la vacunación, ausencia de protección en la población no vacunada, falta de datos de efectividad y alta reactogenicidad cuando se administra junto a las vacunas del calendario en la etapa infantil».

La versión de los afectados

Frente al criterio técnico expuesto por una mayoría de la Comisión de Salud Pública, se posicionan colectivos de afectados y de pediatría. La Asociación Española contra la Meningitis considera positivo el avance dado con la tetravalente, pero a continuación se pregunta: «¿Qué le decimos a los padres que pierdan un hijo por meningitis B en los próximos meses…?».

Desde la Asociación Española de Pediatría (AEP) también se aplaude la financiación pública de la tetravalente, pero se recuerda a la vez la especial «virulencia y letalidad» de todas las meningitis en los primeros años de vida, incluida la de tipo B. Según refleja en las redes sociales el doctor Federico Martinón-Torres, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, «la política de vacunación española frente al meningococo es insuficiente» y, añade, «más vale prevenir que lamentar».

Los críticos achacan la decisión del Ministerio de Sanidad a causas de financiación. De hecho, la AEP recomienda la vacunación frente al meningococo B a partir de los 3 meses.

Los efectos

La meningitis B es una enfermedad que en España causa unas 300 infecciones al año, de las cuales aproximadamente un 10% resultan mortales y otro 20% derivan en graves secuelas físicas, que incluyen la amputación de piernas o brazos, la ceguera o la sordera. Se trata de una incendia muy baja, pero de consecuencias graves, especialmente en los bebés. Que el coste de la vacuna alcance los 400 euros para los particulares conlleva , según se destaca desde la Asociación Española contra la Meningitis el peligro de que la meningitis B derive en un factor de desigualdad social, al afectar a las zonas más pobres.

Más información


  • «Cuando murió mi hija de dos años no había vacuna, ahora sí»

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Ferrari traga saliva

La tragedia evitable de los niños de Godella: una casa infecta donde nunca debió vivir un bebé