in

Leyes para ‘cazar’ el voto

El PP y Vox llevan meses disputándose el electorado apelando a la defensa de la tradición y las costumbres

La caza, los toros y las tradiciones y costumbres se han convertido en una potente arma electoral. En los últimos meses, el PP y Vox se han embarcado en una lucha a brazo partido por el voto de ese electorado. Representantes de ambas formaciones asistieron a almuerzos, acudieron a competiciones y se hicieron fotos con cazadores durante la campaña, y los populares han registrado varias iniciativas en el Congreso al respecto. Una campaña en redes advirtió durante esos días que #lacazatambiénvota – la Federación Andaluza dice tener más de 100.000 afiliados-. Y con el electorado más fragmentado que nunca, el PP y Vox se lo tomaron muy en serio.

Tanto, que en el primer documento que Vox presentó al PP en la negociación del pacto andaluz, no había, por ejemplo, medidas para la creación de empleo, pero sí la petición de crear dos nuevas leyes, una de “protección de la tauromaquia y la actividad cinegética” y otra de “protección de la cultura popular y las tradiciones”.  El documento finalmente firmado se compromete a “apoyar por ley” la tauromaquia, “apoyar y promover las expresiones populares andaluzas como el flamenco y la Semana Santa” y a “reconocer la importancia de la actividad cinegética”. El presidente de la Federación Andaluza de Caza, José María Mancheño, celebra el hecho de que “por primera vez un pacto de investidura” recogiera expresamente el reconocimiento a su sector.

La pugna por ese electorado se recrudeció durante la campaña andaluza y en los días posteriores. Si Vox convocaba un homenaje por el aniversario del fallecimiento de Isabel la Católica (el 514 aniversario), el PP repartía 4.000 banderas de España en el día de la Toma de Granada por los Reyes Católicos. Si Vox planteaba su lucha contra la inmigración de musulmanes como una forma de defender el derecho a comer chorizo, el líder del PP, Pablo Casado, se lanzaba en un mitin: “Aquí no hay ablación de clítoris, aquí no se matan los carneros en casa. O respetan nuestras costumbres, o se han equivocado de país”.

Y pocas veces recibió el secretario general del PP, Teodoro García Egea, tantos aplausos como en el acto de partido en el que defendió a gritos las tradiciones. “¡Porque nosotros celebramos la Navidad, ponemos el árbol, celebramos nuestras tradiciones y nos sentimos orgullosos! ¡Y al que no le guste, que se aguante porque somos españoles y celebramos la Navidad y la Semana Santa y defendemos la caza y los toros! ¡Ya está bien!”. El día anterior, su partido había registrado en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley “para defender, preservar y reconocer a la tauromaquia”. Asunto de Estado.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Mayor para ser protegido, menor para ser ‘sintecho’

“Es bueno fichar a jóvenes, pero el Madrid no perdona”