in

Mucho Real Madrid para Spanoulis

Los de Laso logran ante Olympiacos su 15º triunfo en 18 jornadas de Euroliga con otro ejercicio gremial de solvencia competitiva liderado por Campazzo, Ayón y Randolph

Euroliga
Fase Regular

Finalizado

Así fue


Real Madrid Baloncesto

94

78

Olympiacos

Con la firmeza de las noches importantes, el Real Madrid se llevó por delante al Olympiacos (94-78) y sumó su 15º triunfo en 18 jornadas de la Euroliga. Los de Laso fueron mucho equipo para la tropa de Spanoulis que, sin Milutinov, perdió pujanza en la segunda mitad tras un inicio aparente. La defensa madridista dejó al cuadro griego en 32 puntos en los últimos 20 minutos mientras Campazzo (13 puntos y cinco asistencias), Ayón (13 puntos, siete rebotes y cuatro asistencias) y Randolph (16 puntos, ocho rebotes y tres robos) coronaban otro ejercicio gremial de solvencia competitiva del campeón, afinadísimo también en ataque.

Se pertrechó Laso de salida con uno de sus quintetos más macizos (Llull, Taylor, Deck, Randolph y Ayón), pero la intensidad no fraguó de inmediato y el Olympiacos cogió carrerilla. El conjunto griego se presentó en el WiZink con un trepidante 6 de 6 en tiros de campo que exigió más vueltas de tuerca al Madrid en defensa. Se defendieron los blancos con la fiabilidad de Ayón en ambas canastas y con algún arrebato episódico de Deck y Taylor hasta la salida de Felipe Reyes. Cuatro puntos seguidos claves del capitán y un triple de Campazzo permitieron al campeón apuntarse el primer parcial (28-23) a pesar de la certera secuencia de Spanoulis: 7 puntos y cuatro asistencias en sus primeros seis minutos en pista.

Por segundo partido consecutivo faltaba en las filas griegas uno de los puntales de Blatt, el pívot serbio Nikola Milutinov, que la semana pasada se apuntó el MVP de la 16ª jornada tras lograr 18 puntos, 18 rebote y 41 de valoración en el derbi ante el Panathinaikos. Pero a Spanoulis le sobran galones para compensar cualquier ausencia. Con la determinación de toda la vida, el tótem del Pireo continuó su carrera contra la estadística, en la que persigue de cerca los récords de Juan Carlos Navarro como máximo anotador y jugador más valorado de la Euroliga. Sin embargo, como su equipo, desapareció en la segunda parte. «Defendimos bien a la cabeza de la serpiente», explicó Campazzo tras el duelo.

Precisamente la intrepidez de Campazzo interrumpió a lo grande el clínic de Spanoulis. Primero con dos asistencias, para un mate de Tavares y un triple de Causeur. Después, con cuatro puntos consecutivos. Indetectable para el radar del Olympiacos, el Facu marcó a su equipo la senda a seguir hasta que la segunda falta le llevó al banquillo. Para entonces, la pareja Thompkins-Tavares ya estaba causando estragos. Cinco puntos del propio Thompkins y un triple de Taylor desde el rincón estiraron la máxima madridista hasta el +13 (54-41, m. 18). Ni la producción de Williams-Goss (siete puntos en el segundo cuarto) ni los rebotes de Leday rebajaron el ímpetu madridista.

En la reanudación, Ayón retomó su sólido expediente en la Euroliga (seis partidos por encima de los 20 de valoración, siete con este), pero otro clásico, Printezis, sacó lustre al espíritu competitivo de Olympiacos. Su brega canchera llevó el marcador del 57-46 al 60-54 en apenas dos minutos. Puro espejismo hasta que reapareció Campazzo que, con otro alarde de brío y puntería, recompuso el escenario (71-58, m. 28). Probó Blatt a Strelnieks como antídoto del Facu, pero el repertorio madridista sumaba a un ritmo inabarcable para su rival. La diferencia al término del tercer cuarto era más fiel a lo que se estaba viendo en la pista en el expediente (95-69 en la valoración) que en el marcador (72-63, m. 30). Distancia aun así suficiente para que el Madrid pudiera jugar con el retrovisor y la calculadora. Williams-Goss siguió viendo aro y Bogris trató de acercarse a las prestaciones de Milutinov, pero se secó Spanoulis y los blancos se llevaron por delante a su rival, como hizo Randolph con Blatt tras anotar el triple que sentenciaba el encuentro a cuatro minutos del final.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

“Es difícil ver jugar a una selección como España”

Betis y Real aplazan el desenlace