in

Robert Moreno, un ‘novato’ sin miedo

El barcelonés, de 41 años y definido como un preparador minucioso, asume el mando pese a no haber dirigido a ningún equipo en la élite: “Si ganamos la Eurocopa, nadie se acordará de si tenía experiencia…”

Con 0-2 en el marcador en el partido de las Islas Feroe, un fuerte puñetazo de Robert Moreno hizo temblar el techo del banquillo español. La modesta selección feroesa acababa de batir a Kepa tras un saque de esquina al primer palo mal defendido. “Yo también tengo mi carácter, aunque con Luis Enrique he aprendido a domarlo”, explicaba el nuevo seleccionador español ante un gesto violento que contrastaba con esa apariencia de juvenil sosegado y aplicado que transmite.

Durante los días previos, Moreno había insistido en que los pocos caminos al gol que podían encontrar los jugadores feroeses procedían de las jugadas de estrategia y los centros laterales. En su charla motivacional se centró en revivir el espíritu amateur que se respiraba por la endeblez del rival y el escenario de hierba artificial en el que se iba a desarrollar el encuentro. En ese partido, Moreno sintió la presión de saber que cualquier resultado que no fuera ganar dispararía las críticas contra su figura y contra la anormalidad de ser el segundo de un seleccionador que ejercía en la distancia. Vestido de corto en los campos de entrenamiento su voz se impone al grupo sobre su imagen de becario aventajado. “No es un piernas, sabe de lo que habla, sus conocimientos son amplios y los jugadores le han respetado. Manejó el relevo de De Gea por Kepa con naturalidad y autoridad para transmitir la decisión”, comentan en la federación.

“Yo creo que sí tengo experiencia. He estado nueve años con Luis, en vestuarios de máximo nivel, entrenando a los mejores del mundo… Entreno desde los 14 años y soñaba con ser primer entrenador en el fútbol de alto nivel. Me faltaba el conocimiento del vestuario y eso es algo que trató de inculcarme desde el primer día Luis. También he aprendido de él la relación con la prensa. A veces las oportunidades te llegan por caminos que no te gustan, pero por trabajo y profesionalidad no va a ser”, expresó ayer con serenidad.

La americana azul con la que se presentó en la sala de prensa representó el salto que acababa de dar. Sus cazadoras bomber combinadas con vaqueros y playeras fueron la comidilla de la prensa durante la última concentración. “Si ganamos partidos, llegamos a la Eurocopa [2020] y la ganamos, nadie se acordará de si teníamos experiencia o no”, advierte. “Sé que pueden pensar que no tenemos la experiencia suficiente, pero yo no puedo controlar esto. Lo que puedo controlar mi trabajo, y en ese sentido estoy muy tranquilo porque sé que vamos a hacer un buen trabajo”, prolongó, antes de afirmar: “¿Miedo? No tengo miedo. Solo temo aquello que no se puede controlar”.

 

En el Barça

 

Moreno responde al perfil de los entrenadores teóricos, minuciosos y extremadamente trabajadores. “No conozco a nadie que se mirara más vídeos y preparase tan al detalle los encuentros como lo hacía él”, explican desde la ciudad deportiva del Barcelona, asombrados por la capacidad de trabajo que mostraba. Siempre con un ordenador a cuestas, con encuentros pendientes y tareas por hacer, Moreno se ganó desde un principio la confianza de Luis Enrique. “Algo que no es sencillo”, apuntan desde la entidad azulgrana.

Entrenador nacional desde 2003, se sacó el máster de Especialista en Táctica y Entrenamiento en el fútbol profesional y está diplomado en Empresa Internacional (2000-2004) por la Universidad de Barcelona. Nada más sacarse el título, dirigió a la Penya Blaugrana Collblanc para pasar después a L’Hospitalet, Castelldefels, el juvenil A de la Damm y de allí al Barça, donde entró al mismo tiempo que Luis Enrique en el Barça B a propuesta de Lluís Lainz, miembro de la secretaría técnica que dirigía Txiki Begiristain.

Moreno trabajó con Luis Enrique en la Roma (2011-12), Celta (2012-14) y en el primer equipo del Barça (2014-2017). Luego, se unió a Juan Carlos Unzue, que cogió el banquillo del Celta y le dio la responsabilidad de ejecutar las jugadas de estrategia. En el Barça relatan que hay pocos técnicos que tengan tantos conocimientos como Moreno —publicó un libro (Mi receta del 4-4-2)— en lo táctico como en las jugadas de laboratorio. También es un especialista consumado en el scouting, el seguimiento y estudio de jugadores y equipos rivales. “Sus informes tenían de todo. Una barbaridad porque eran tan extensos como certeros”, dicen en la ciudad deportiva del Barça. Todos esos trabajos en un segundo plano tendrá que refrendarlos desde la primera línea que suponer ser el seleccionador de La Roja de cara a la Euro 2020.

 

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Robert Moreno continúa el proyecto de Luis Enrique

Cuatro seleccionadores en un año